Durante la pandemia, un grupo de siete vecinos de Molinos formó el grupo “Molinos, manos solidarias” con el objetivo de colaborar con su comunidad en pleno pico de casos de contagios. Con la cercanía del cambio de año, compartieron su nuevo objetivo solidario.

En diálogo con El Tribuno, Ramiro Gutiérrez, el preceptor del grupo explicó que se conformó este grupo el 17 de septiembre para colaborar con el hospital J.A. Fernández y la Policía de Molinos en el momento pico de casos de contagios. Iniciaron colaborando con los insumos, donando tres tubos de oxígeno, termómetros infrarrojos y diez lámparas germicidas que necesitaba el hospital para desinfectar los ambientes.

Estas donaciones pudieron comprarse gracias a la recaudación de $ 187.580, con lo cual también se compraron antiparras de seguridad, insumos de limpieza, barbijos, máscaras faciales y guantes.

Terminada esa campaña, el grupo juntó plata para colaborar con las familias carentes de recursos, brindándoles bolsones alimentarios a 15 familias que estaban en cuarentena. Como expresó el representante, las reuniones de planificación de las acciones eran un gran desafío a causa de la situación epidemiológica. Por esta razón, empezaron a reunirse de forma virtual, y el grupo está conformado por él, los docentes Jimena Gutiérrez, Alicia Arroyo, Viviana Chauqui, Federico Zulera y Berta Fabián, y la estudiante Marianela Morales.

El grupo se convirtió en un nexo entre la población y las instituciones, por lo que se aseguró de mostrarse de la forma más transparente posible, mostrando fotos y actas de todas las donaciones a través de su página de Facebook.

Hoy, el grupo “Molinos, manos solidarias” recolecta zapatillas, juguetes y ropa para asistir a familias de las fincas de Molinos, a 80 kilómetros del pueblo. En unas dos semanas planean visitar el lugar, para llevar las donaciones y ayuda a los que lo necesitan. Aquellos interesados pueden llamar al 3874154354 o comunicarse a través del Facebook oficial.