Salta tiene un número alto de personas que viven en la pobreza o la indigencia, sin tener suficiente para cubrir las necesidades básicas. Una de estas personas es América, una abuela salteña que vendió su casa por una causa solidaria, y hoy en día vive bajo una pila de ladrillos, en un ranchito.

Cuando su hija fue diagnosticada con cáncer, no dudó un segundo en vender su hogar para poder pagar el tratamiento oncológico. Lamentablemente, este tratamiento no tuvo buenos resultados, por lo que la joven murió. Quedó huérfana entonces su hija de apenas 10 años.

América necesita la donación de alimentos, ropa, colchas y más para poder subsistir.Qué Pasa Salta

América se vio obligada a hacerse cargo de su nieta, mudándose a la casa que dejó abandonada su hija fallecida. Este lugar, sin embargo, se encuentra en pésimas condiciones, sin ventanas ni puertas, ni otras comodidades de un hogar. Además, la abuela no percibe jubilación y no tiene trabajo.

Vecinos solidarios, conociendo la situación de América y su nieta, decidieron iniciar una colecta de ropa, alimentos, colchas y cualquier otro elemento que le permita vivir de una forma más cómoda, y cuidar tranquila de su nieta. Todos los interesados en ayudar pueden hacerlo comunicándose al 3875222558 para coordinar donaciones y conocer más información sobre los elementos necesitados.