Un pastor evangélico, su esposa, su hija y su yerno fueron detenidos e imputados por el abuso sexual de una niña de nueve años, en la localidad salteña de Rosario de la Frontera. El caso está a cargo del fiscal Nicolás Rodríguez López.

El hecho fue denunciado por la madre de la niña, al tomar conocimiento que su pequeña hija había sido víctima de abusos por parte del pastor de Iglesia Evangélica Ministerio Apostólico y Profético de Restauración Visión de Águila, con la participación de la hija del religioso, del yerno e incluso de su esposa, que conocía lo que sucedía.

En la entrevista realizada mediante Cámara Gesell, la víctima dio detalles de los hechos y explicó los roles que desempeñaron cada uno de los acusados. Benjamín Abilés Miranda, de 57 años, fue imputado como autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser un ministro de culto. En tanto, Juana Elizabeth Miranda, de 21 años, hija del pastor, y su pareja, Ricardo Fabián Coria, de 31 años, quien se desempeña como efectivo policial, fueron imputados como partícipes necesarios del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser su autor un ministro de culto.

Por su parte, Marta Sabina Mamaní, de 52 años y esposa del religioso, se encuentra imputada por el encubrimiento del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser su autor un ministro de culto, y amenazas, ya que habría atemorizado a la niña en la sede fiscal. Los cuatro están detenidos, además se clausuró la sede religiosa.

Rodríguez López destacó que tanto el pastor como su esposa ya se encontraba involucrados en otro hecho de abuso sexual ocurrido en el contexto de la congregación religiosa, durante 2019, por el que un hijo de ambos está detenido y requerido a juicio.