En el municipio salteño de El Carril crearon un banco de asistencia COVID-19, que brinda servicio de cadetería para el pago de impuestos y servicios, además de un delivery de alimentos para los vecinos aislados en sus casas. Cuenta, además con un número telefónico, al que las personas pueden comunicarse con el centro.

Todo se logró gracias al aporte de voluntarios, comerciantes y donaciones de vecinos. “Este banco es para evitar que los vecinos enfermos y aislados de bajos recursos salgan de su hogar porque necesitan de todo tipo de ayuda. Nosotros les dispensamos mercadería, y una asistencia integral para que se sientan acompañados en estos momentos complicados de salud” explicó el senador provincial Esteban D’andrea a El Tribuno.

En este nuevo banco de asistencia trabajan jóvenes voluntarios que realizan los trámites y acercan la mercadería a bordo de motocicletas. El sistema funciona de lunes a sábado. El local está ubicado en la calle 25 de mayo de El Carril, donde se acondicionó el lugar para almacenar los productos de primera necesidad que requieran los vecinos. “Contamos con una línea directa entre la familia aislada y el banco para mayor organización el número solo recibe whatssap y con un operador estará en contacto durante la mañana desde las 8 de la mañana hasta las 13 horas”, agregó uno de los voluntarios.