El 30 de octubre del año pasado, la profesora de inglés salteña Paola Tacacho fue asesinada por Mauricio Parada Parejas, un exalumno que la acosaba desde hace cuatro años, quien minutos después de cometer el femicidio se quitó la vida. Ella lo había denunciado 14 veces y la Justicia nunca la protegió. Ella quedó a la deriva de su asesino porque el juez Francisco Pisa lo absolvió de sus cargos. Ahora el magistrado irá a juicio político.

La comisión de juicio político de la Legislatura de Tucumán resolvió por unanimidad acusar al juez penal Pisa, ante un jurado de enjuiciamiento, por su presunto mal desempeño en el caso de Paola Tacacho, la docente de Inglés asesinada el año pasado. “Este magistrado no hizo honor a su cargo y vamos a pedir su destitución”, señaló el legislador Raúl Ferrazzano, presidente de la comisión de juicio político.

Marcha en Salta por el femicidio de Paola Tacacho (Foto tomada de La Gaceta)

El juez fue acusado de falta de cumplimiento de los deberes de su cargo, ya que absolvió en 2017 a Mauricio Parada Parejas. “Todo el país está conmocionado porque el Estado y la Justicia permitieron que Paola fuera asesinada. La Justicia tucumana promovió eso cuando en 2017 sobreseyeron a Parejas. Para el juez, la palabra de Paola no era suficiente y le dijeron que los testigos no eran precisos. El magistrado no lo elevó a juicio porque, según él, no había que dilapidar los recursos del Estado. Esto devela el desprecio que tenía el juez por la vida de Paola”, dijo Ana, hermana de la víctima, en una marcha realizada en Salta.

En su descargo, Pisa aclaró que solo actuó en una de las 14 causas iniciadas -que corresponde a 2017- por la docente contra Parada Parejas, la cual se refería a “desobediencia judicial” cuya víctima es la administración pública, por lo que se “aplicó estándares propios para este tipo de delitos”. El juez agregó en su defensa que “la perspectiva de género se aplica a una mujer, y no cuando la víctima es la administración pública”, y sostuvo que resolvió “absolver a Parada Parejas porque el único testigo de la causa no supo brindar precisiones sobre la presunta desobediencia judicial”, por la cual estaba acusado. Pisa argumentó que, aunque “Parada Pareja hubiera sido condenado” en ese entonces, “hubiera estado en libertad el 30 de octubre de 2020” cuando asesinó a Tacacho.