Un nuevo escándalo sacude a Los Nocheros y a la familia Teruel. Kike, integrante del conjunto folklórico salteño, y sus hijos fueron denunciados por agredir a un joven que “no estaba invitado” a una fiesta clandestina que se llevó a cabo en lo de Kike Teruel, y en la que supuestamente había más de 100 personas.

Los Nocheros

La madre del joven agredido asegura que realizó una denuncia ante la Justicia, pero por la falta de respuestas decidió volcar el asunto a los medios de comunicación.

La mujer fue entrevistada por el programa Intrusos, de América, en dónde salió con la cara tapada para no ser reconocida. “Vengo a radicar una denuncia contra Kike Teruel, por una contradenuncia que me hace a mí y a mi familia por el hecho de que esta mañana, cuando me levanto, me encuentro con mi hijo, el menor, todo desfigurado y con muchos golpes en la cabeza”, lanzó la madre de la supuesta víctima.

“Cuando le pregunté qué había pasado, me dijo que había estado en una fiesta en la casa de Kike Teruel. Que lo habían ‘patoteado’, que en esa fiesta había más de cien personas y que se cobraba la entrada 600 pesos con bebidas alcohólicas. Me fui a la casa de Kike, hablé con él. Pero cuando le cuento lo que mi hijo me relató, me minimiza la situación y dice que no estaba enterado de nada. Yo le digo, ‘cómo no vas a saber que en tu casa hay más de cien personas, que se cobra una entrada y que se venden bebidas alcohólicas’”, prosiguió la mujer.

“Cuando yo comienzo a cuestionar y preguntar, él con tal de callarme me dijo que haga lo que yo quiera. Si quiero denunciar que denuncie. Que a mí no me iban a dar bolilla, que yo vea que si perjudicaba a sus hijos, él iba a perjudicar a mi hijo. Creyendo que yo tengo un solo hijo, el cual él si conoce. Pero es a mi otro hijo al que agredieron y no al que está denunciando”, aseguró.

Por último, la madre del joven agredido aseguró sentir miedo por las influencias del músico y por las repercusiones que la denuncia pueda traerle a su familia, ya que asegura que los Teruel “son gente que se creen que se llevan a todo el mundo por delante”. Sin embargo, aseguró que, a pesar del miedo, siente que tiene la responsabilidad de que esta información se haga pública.

El fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio abrió una investigación por las denuncias de agresiones en la supuesta fiesta clandestina que se realizó en la casa de Teruel.

La respuesta de Kike Teruel

Por su parte, el nochero respondió a las acusaciones, y aseguró que no se trató de una fiesta clandestina, sino de una reunión de no más de 20 amigos que invitó su hijo. Además aseguró que el joven que realizó la denuncia no había sido invitado y que, cuando le pidieron que se retire, la emprendió a trompadas contra uno de los hijos del músico y terminó rompiéndole la nariz. Por este motivo también realizaron una denuncia contra el joven denunciante.