Fuentes oficiales confirmaron que el segundo cuerpo hallado en el río Bermejo pertenece a Nancy Cárdenas, una mujer de 30 años oriunda de Potosí, Bolivia, que viajaba en la precaria balsa que se hundió en las aguas del río tras pincharse con una rama.

Efectivos de la División Lacustre y Fluvial hallaron el cuerpo de Nancy Cárdenas en el río Bermejo el día jueves por la tarde en un islote a la altura de Finca Castro, en el kilómetro 57 de la ruta nacional 50, es decir a unos 8 km de donde ocurrió el hecho.

El padre de la víctima, Juan de Dios Cárdenas, viajó a Orán para reconocer el cadáver de su hija.(Radio Fides)

Juan de Dios Cárdenas, padre de la víctima, llegó desde Potosí con la esperanza de encontrar a su hija, esperando que las autoridades, ya sea bolivianas o argentinas, pudieran brindarle alguna información sobre Nancy.

Luego de enterarse que la mujer hallada podía ser su hija, Cárdenas lo único que quería era cruzar la frontera para reconocer a su hija. Algo que finalmente consiguió cerca del mediodía del viernes, cuando pudo dirigirse a la morgue de Orán y reconocer el cadáver de su hija.

El segundo cadáver identificado pertenece a Nancy Cárdenas, una mujer boliviana.(Radio Fides)

Nancy Cárdenas vivía en Tucumán desde hace 5 años, donde se ganaba la vida vendiendo mercadería que compraba en la ciudad boliviana de Bermejo. Justamente este viaje lo había realizado con este propósito, pero en esta ocasión todo terminó en tragedia.