En Salta, es conocida la situación de muchos niños y adolescentes que deben salir a ganarse el pan y trabajar, puesto que sus padres o tutores no tienen lo suficiente para comer o vivir. Ese es el caso de Raúl Ramos, un niño de 13 años salteño que es vendedor ambulante.

En diálogo con Radio Mega, el pequeño contó que vive en una precaria casa de madera con sus padres y sus cinco hermanitos, y todos los días marcha orgulloso a vender orégano a $ 20, hojas de burro para matear y Salvia a $ 30; y bolsitas de ajíes a $ 50.

Vive en una precaria casa de madera, con sus padres y cinco hermanos.DNI Salta

En su conmovedor relato, explicó que sale a vender por las tardes por las calles de Yrigoyen para poder comprar los útiles escolares que necesita para seguir sus estudios. Mostró mucha emoción por el inicio de clases, ya que el año pasado cursaba su séptimo año de primaria en la Escuela Señor y Virgen del Milagro, donde obtuvo varias notas máximas en su libreta; y este 2021, espera poder cursar su primer año de secundario en el Colegio Bachiller N° 5090.

Finalmente, el pequeño contó que si algún vecino desea ayudarlo en su causa noble, comprando algunos de sus productos, solo pueden encontrarlo en su casa del barrio Estación, puesto que no tiene celular. Agregó también que en la vereda de su casa hay varias plantas de banana, para poder reconocerla.