El hombre que había presentado un amparo para impedir que la mujer con la que espera un hijo interrumpa el embarazo desistió de avanzar con el proceso judicial. De esta manera quedaría sin efecto la cautelar impuesta por el juez Tomás Méndez Curutchet que prohibía a la mujer practicarse un aborto en el sistema sanitario salteño. La audiencia de conciliación entre las partes estaba prevista para este viernes.

“Al desistir de la presentación del amparo, luego de mantener conversaciones con su ex pareja, se notifica a todas las partes y luego lo que el juez va a resolver dejar sin efecto la cautelar y ordenar el archivo de la causa”, detalló el vocero del Poder Judicial, Marcelo Báez, a InformateSalta.

La decisión del doctor Méndez Curutchet de ordenar que la mujer se abstenga de realizar cualquier práctica que pudiera interrumpir el embarazo hasta que se dicte sentencia definitiva y la misma se encuentre firme, generó polémica social y reavivó la grieta. Los movimientos a favor del aborto legal repudiaron al juez mientras que militantes ProVida lo felicitaron.