El jueves por la mañana, los mozos de los cafés del corazón de Salta, la Plaza 9 de Julio, tuvieron una poco grata sorpresa cuando acudieron a trabajar. En los macetones que se encuentran en la vereda de calle España, entre Zuviría y Mitre, se encontraron con decenas de pajaritos muertos.

Aparecieron decenas de pájaros muertos en los alrededores de la Plaza 9 de Julio(Twitter @OscarCorrea87)

La especie que se puede ver en las imágenes es un Tangará Común (Euphonia chlorotica), conocido también como “boquense” por sus colores azul y oro, que se presentan en el macho, mientras que la hembra es gris y amarillo apagado; aunque aseguran que también murieron ejemplares de otras especies.

Si bien de momento no se conoce la causa de muerte de las aves, se especula con que hayan ingerido algún residuo tóxico de manera accidental. Aunque también existe la posibilidad se de que hayan sido envenenadas de manera colateral, es decir con veneno destinado a palomas o a ratas.

Aparecieron decenas de pájaros muertos en los alrededores de la Plaza 9 de Julio(Twitter @OscarCorrea87)

Por este motivo es de vital importancia que la población tome conciencia de la importancia de no arrojar residuos tóxicos en cestos de basura de plazas y parque, ya que estas forman parte del hábitat naturas de muchas especies de aves que viven en zonas urbanas. Las bolsas deben estar bien cerradas para evitar que los pájaros picoteen de los restos de comidas, que pudieran estar en mal estado o pudrirse con el paso de las horas.

El Tangará Común

La eufonia golipúrpura (Euphonia chlorotica), también denominada tangará común o tangará garganta violácea, o boquense en la Argentina, es una especie de ave paseriforme perteneciente a la familia Fringillidae propia de Sudamérica.

Puede encontrarse en los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guayana, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela.

Sus hábitats naturales son: bosques subtropicales o tropicales húmedos de baja altitud y bosques secundarios altamente degradados. Como el resto de Eufonías, tiene un fuerte y marcado dimorfismo sexual.