Los propietarios de los locales gastronómicos le buscan la vuelta para poder extender su horario de atención, y sobrellevar la crisis en la que están sumergidos desde que comenzó la pandemia, en marzo del 2020. Proponen permitir que las personas vacunadas se queden más tiempo en los locales gastronómicos, es decir hasta las 2 de la madrugada.

Desde hace semanas, el COE provincial fijó hasta la medianoche el horario límite para permanecer dentro de los bares y restaurantes. Hasta antes de esa hora, los deberán asegurarse que los clientes se retiren del lugar, y quienes incumplen con esa norma reciben una sanción. Sin embargo, con la apertura de una serie de actividades, los gastronómico buscan una flexibilización. El fin de semana se habilitaron, por ejemplo, los casinos pero para ingresar los asistentes deben presentar su carnet de vacunación. Los gastronómicos quieren implementar la misma metodología.

Fernando Zerega, propietario de un bar céntrico, opinó que esta propuesta evitaría la proliferación de las fiestas clandestinas y al mismo tiempo serviría para fomentar la inoculación en las personas más jóvenes. El empresario también explicó que el actual horario habilitado de los bares sólo les genera pérdidas y que abrir hasta las 2 de la madrugada les permitiría no quedar en rojo.