Hace ya casi un mes, el pasado martes 8 de junio, Enzo Ángel, de 15 años, y Carlos José Antonio, de 13, salieron de su hogar en el barrio San Silvestre de la ciudad de Tartagal, y desde entonces nadie había vuelto a tener noticias de ellos. Tras su desaparición, la madre de los jóvenes había realizado la denuncia en una comisaría de Tartagal.

Sin embargo, la desaparición de los jóvenes tiene en este caso un final feliz. Y es que, tras casi un mes de desaparecidos, el miércoles, en horas de la tarde, efectivos de la Dirección Unidad Regional N° 4 lograron ubicar a los adolescentes en paraje El Sauzal, en Salvador Mazza. Cabe destacar que los niños se encuentran junto a familiares en buen estado de salud.

El trabajo de búsqueda estuvo a cargo de la Brigada de Investigaciones N° 4, bajo la dirección de la Fiscalía Penal N°2 de Tartagal y conforme al protocolo de búsqueda de personas extraviadas.