El aumento de casos de coronavirus en Salta preocupa a las autoridades sanitarias y los gerentes de los centros médicos públicos. En el Hospital Oñativia, por ejemplo, se percibe un aumento diario de contagios, según las palabras de su director, Marcelo Nallar, quién además destacó que el 90% de las camas de terapia intensiva del nosocomio están ocupadas. Además allí se atienden otras patologías como diabetes y obesidad.

Nallar enfatizó que el Oñativia actualmente se toman medidas para evitar repetir errores del año pasado. Una es atender a los pacientes a través de teleconsultas, y reducir los turnos que no sean elementales. Sin embargo, es importante destacar que los pacientes que atiende el hospital son considerados de riesgo y suelen necesitar tratamientos crónicos como los insulinodependientes.

“Con la cuarentena del año pasado y el quedate en casa, a la larga hizo que las enfermedades crónicas se consulten en un estado mucho más avanzado. La cuarentena prolongó e hizo que se comenzaran a ver patologías no transmisibles en estado avanzado o con complicaciones en patologías de diabetes no tratadas y que requieren una cama de terapia para poder tratarla”, resaltó el médico a El Tribuno.

Sobre la campaña de vacunación contra el COVID-19, Nallar confirmó que el hospital recibió vacunas para pacientes trasplantados e insuficientes renales en diálisis. “Se vacunó el 100% de pacientes en diálisis y los trasplantados pacientes del hospital. Terminamos de inocular al personal y con el remanente vacunamos durante todo el fin de semana a pacientes considerados de riesgo hasta acabar el remanente”, indicó.