El turismo salteño sostiene sus actividades para el verano más allá de la posible segunda ola de contagios de coronavirus. El sector necesita recuperar los meses perdidos y lo más importante es que palpita un buena temporada durante enero. También insiste en el cumplimiento del protocolo biosanitario de parte de las empresas, los hoteles y los viajeros.

El ministro de Turismo y Deportes de la provincia, Mario Peña, confirmó que durante el verano no habrá festivales de folclore ni tampoco torneos deportivos. Sin embargo, otras actividades se mantienen firmes. El próximo sábado, por ejemplo, volverá a funcionar el Tren a las Nubes con cupo completo de pasajeros, además entre el 7 y 8 de enero se realizarán los tradicionales recibimientos de los primero turistas que lleguen a la provincia.

Peña también se refirió a la situación sanitaria de Cafayate, uno de los atractivos turísticos más atractivos de la provincia, que además es la localidad que está el alerta roja por el incremento de casos de coronavirus. Descartó que pueda suspenderse el turismo interno en Cafayate pero remarcó que se deben atender los indicadores de las camas disponibles más allá de las cifras de contagio. “Ojalá podamos mantener la actividad turística, para eso necesitamos de la responsabilidad social”, concluyó en una entrevista con InformateSalta.