Gracias a un convenio entre empresas y el sector público, se estableció la puesta en marcha de la carrera de cocinero profesional en la Puna salteña. El objetivo de esta movilización es ampliar las capacidades profesionales y de empleabilidad en las comunidades de la zona.

Las clases iniciarán en agosto, con una primera etapa de 18 personas que cursarán en tres módulos. Por otra parte, también se prevé el desarrollo de nuevos talleres de pastelería y panadería para más adelante. La iniciativa inició gracias a la empresa de servicios gastronómicos Cookins, en cooperación con Mansfield Minera y la Cámara de Proveedores de servicios Mineros y Turísticos de la Puna (Caprosemipt). Estos últimos estarán encargados de aportar los recursos humanos, económicos y técnicos para la carrera.

Se espera que el sector minero acompañe y promueva el desarrollo de los habitantes de la Puna, brindando herramientas que puedan aplicarse a distintos emprendimientos y al crecimiento económico de los pueblos. Además, esta acción tendrá un gran impacto en el sector económico de la Puna, brindando mayores oportunidades a los jóvenes además de la minería.

Del acto oficial donde se concretó este proyecto participaron Flavia Royón, la secretaria de Minería y Energía; Alberto Carral, el intendente de San Antonio de los Cobres; Sergio Guerra, el representante de Cookins; Facundo Huidobro, el gerente de Relaciones Institucionales de la empresa Mansfield Minera; Luis Vacazur de la empresa GVH; y Mariela Martínez, presidenta de Caprosemitp.