Ella es peluquera y su exnovio la llamó para que le haga unas mechas de color en el pelo. Ella fue acompañada de su amiga pero cuando esta se fue, él la atacó y la mantuvo encerrada dentro de su casa. Cuando logró escapar lo denunció y ahora está detenido.

La fiscal Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, María Soledad Filtrín Cuezzo, solicitó la detención de un hombre de 23 años por privación ilegítima de la libertad agravada y lesiones leves agravadas por haber existido relación de pareja y violencia de género en concurso real. Tomó la determinación luego de recibir la denuncia y constatar las heridas de la víctima. La joven tiene un derrame en el ojo derecho y señal de ahorcamiento en el cuello.

De acuerdo a lo denunciado por la mujer, el fin de semana, concurrió con una amiga a casa de su expareja, quien la había contratado para realizarle “claritos”. Unas horas más tarde, la amiga debió retirarse y la mujer quedó sola con el hombre porque el trabajo de peluquería aún no estaba finalizado.

Cuando quiso retirarse del lugar, el hombre se lo impidió y le insistía con retomar la relación. Ante la negativa de ella, el acusado la obligó a sentarse sobre la cama y le quitó su celular. Al revisarlo encontró mensajes de otro hombre, lo que lo enfureció por lo que la tomó del cuello, la golpeó en el estómago y el ojo y también le pegó una patada. La mujer se defendió de las agresiones y logró escapar del lugar empleando una tijera para abrir la puerta, que no tenía picaporte.