El pasado sábado por la madrugada, Ariel Armando Gerón, un joven de 21 años, circulaba por avenida Bélgica con sentido este a oeste cuando, al cruzar un semáforo en rojo, embistió a un remís que circulaba con un pasajero. Como consecuencia de la colisión, la mujer que lo acompañaba salió despedida del vehículo, impactó con un monolito emplazado en la zona y falleció.

Tras el siniestro, Gerón se dio a la fuga, pero, gracias al aporte de testigos ocasionales, se lo pudo detener en las inmediaciones y, tras la prueba de alcoholemia, se comprobó que tenía una graduación de 1.47 gramos por litro de alcohol en sangre.

Chocó y abandonó a su prima muerta en la intersección de avenidas Paraguay y Bélgica.(Policía de Salta)

La fiscal penal en feria, a cargo de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Salta, Mónica Poma, imputó el martes a Ariel Armando Gerón como autor del delito de homicidio culposo en siniestro vial agravado por haberse dado a la fuga, por superar el umbral permitido de 1 gramo por litro de sangre y por violar la señalización del semáforo.

El acusado, acompañado de un abogado particular, luego de conocer la imputación en su contra, decidió prestar declaración, brindando su versión de los hechos y señalando que la víctima, identificada como Cintia Elizabeth Farfán, era su prima y que la madrugada del sábado regresaban de una salida.

Desde la Fiscalía, se solicitó al Juzgado de Garantías en feria, el mantenimiento de la detención de Gerón, mientras se cumplen diversas medidas solicitadas.