A casi dos años del asesinato de la docente formoseña Sandra Palomo en Salta, la jueza de Menores 2, Tatiana Dip, deberá definir la situación del menor, acusado como autor material del hecho, quien fue sobreseído por ser inimputable. Todavía sigue alojado en el Centro de Atención de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal Nº1 pero las medidas sustitutivas ya se vencieron en abril 2021.

La situación del adolescente que ahora tiene 17 años, preocupa a los familiares de la docente asesinada ya que al inicio de la investigación, él mismo habría confesado el crimen pero ahora en una nueva declaración dice que no fue el autor material y señala a otro de los imputados como el responsable.

Sandra Palomo (Fiscales Penales de Salta)

Los abogados defensores esperan que la Jueza dicte medidas sustitutivas como tratamientos psicológicos y que continúe alojado en algún reformatorio u otro lugar que pueda darle contención. Por su parte, el abogado defensor Sebastián Flores Giraldi, espera tener novedades pronto porque la jueza ya debería haberse expedido al respecto.

Cabe destacar que junto a este menor se encuentran imputados Ian Esteban Caro (20); Ricardo Nahuel Bonifacio (20); D. R. C. (19) y H. E. C. (18). De acuerdo lo que establece la Ley Penal argentina, los menores de 15 años son inimputables y de 16 a 18, son inimputables cuando la pena es menor a dos años pero en este caso, al tratarse de un homicidio, están todos imputados como partícipes secundarios del delito de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía.

En agosto de 2019, Sandra Palomo había salido de su casa para ir a hacer compras a un supermercado del barrio Tres Cerritos. Estacionó su camioneta en el subsuelo del comercio y allí fue abordada por el adolescente que la apuñaló y mató dentro del vehículo sin que nadie se percate de lo que sucedía. Con el cuerpo de Sandra dentro de la camioneta, manejó por la ciudad y buscó a los otros imputados. Luego abandonó la camioneta en el barrio y se fugó mientras tanto la familia de Sandra ya había denunciado su abrupta desapareció. Encontraron el cuerpo al día siguiente en los márgenes del río cerca al barrio Don Emilio.