Las pericias realizadas sobre los restos de Gala Cancinos determinaron que no hubo signos de violencia y la Justicia salteña determinó entregarle el cuerpo a la familia para que puedan realizar su despedida. Gala desapareció el 17 de mayo de 2017 y sus restos fueron encontrados el pasado 3 de junio por un hombre cerca del Río Wierna.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal le confirmaron a Salta 12 que al no haber signos de violencia en el cuerpo, la hipótesis más fuerte es que Gala se quitó la vida. Recalcaron, además, que la familia estuvo de acuerdo con la inscripción de la defunción.

La inscripción se basó en el certificado de defunción expedido por el forense Daniel Chirife quien sostuvo que la muerte se produjo el 16 de mayo de 2017, fecha de la desaparición de Gala. También detallaron que no se hizo una autopsia porque no hay anatomopatológicos. Con las pericias en los restos óseos determinaron que no había rastros de violencia.

Frente a este contexto, la jueza interina de Garantías de 5ª Nominación, María Edith Rodríguez, dispuso la inscripción tardía de la defunción de “Constanza Gala Cancinos” y autorizó en la misma resolución la entrega de los restos para la realización de la inhumación respectiva.

Días después de confirmada la lamentable noticia sobre la muerte de Gala, su papá, Javier Cancinos, pidió que los $1.500.000 que se ofrecía de recompensa a la persona que aporte datos sobre el paradero de su hija sean entregados al hombre que encontró los restos. Al respecto, el fiscal Santiago López Soto dijo que es una decisión a cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación. “El Ministerio de Seguridad de la Nación nos pidió información sobre el aporte que esa persona hizo el hallazgo. Le enviamos todo lo necesario, y ellos determinarán si le corresponde o no la recompensa”, finalizó.