El equipo Titán representó a la provincia de Salta y a toda la Argentina en el campeonato mundial Robocup, en la categoría Junior New Simulation. El grupo está conformado por Alejandro de Ugarriza de 14 años, Lucas Flores de 17 y Máximo Cansino Mateo de 18; y fueron entrenados por Luis Chico.

Los tres estudiantes son del Instituto de Innovación y Tecnología Aplicada, y demostraron un buen desempeño en la competencia, llegando a recibir el cuarto puesto a nivel mundial. Como explicaron en diálogo con El Tribuno, tenían experiencia trabajando en equipo desde el año pasado, puesto que lo hacían de forma virtual. Aunque el grupo se fue adaptando y algunos integrantes cambiaron, la práctica los hizo mejorar. En la primera etapa de la competencia, pasaron una clasificación en la cual quedaron entre once equipos. Tras las dos primeras rondas, salieron los mejores cuatro, y entre los mismos se organizó la final.

Su destacada participación corresponde a su triunfo en la Roboliga 2020, en diciembre del año pasado. Este primer puesto los habilitó a participar del evento internacional. Aunque todavía no terminaron el secundario, estos jóvenes tienen sus objetivos decididos: gracias a sus estudios en el IITA, descubrieron su interés por la robótica y las competencias internacionales, la matemática y la física.

A causa de la pandemia, la competencia internacional debió realizarse de forma virtual en lugar de hacerse en Francia. Aunque el viaje les habría permitido conocer a los otros equipos, como ya estaban acostumbrados a la modalidad virtual, se pudieron adaptar sin problema a las herramientas que les brindaban. Además, como el simulador era virtual, no se notaba la diferencia con el equipamiento físico robótico que existe en otros países, lo que usualmente puede ser una desventaja.