La denuncia proviene de los puesteros que están establecidos legalmente, culpan a la Municipalidad por falta de control.


El fin de semana pasado hubo un enfrentamiento en el parque San Martín entre la policía y vendedores ambulantes que intentaban comercializar ilegalmente sus productos en el sector del parque donde se encuentra el lago.

Esta situación generó una gran molestia en aquellos vendedores que están legalmente establecidos en el parque, estos denuncian que en los últimos tiempos se ha ido incrementando la cantidad de vendedores ambulantes que se instalan libremente, y que ahora lo que se vive es una invasión, por otra parte permitida por la Municipalidad, que hace la vista gorda, y no ejerce ningún tipo de control.

Por último, según publicó FM Profesional, el representante de los puesteros del Parque San Martín, Carlos Godoy, agregó que “el parque se convirtió en una gran feria ilegal y no existe ningún tipo de control”.






Comentarios