Murió "El Chumita", el niño que padecía cáncer y era hijo de la mujer boliviana que hace un año quedó detenida en Salta por transportar droga a cambio de dinero para pagar su tratamiento de quimioterapia. Días atrás ella obtuvo la autorización para salir de la cárcel temporalmente y acompañar al pequeño en sus últimos días de agonía.

Fernando en pleno tratamiento antes de la amputación. (Infobae)

"El Chumita" falleció ayer a las 20 en Bolivia según confirmó María Estela Coleoni Suárez del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano. "Acaba de caer un gran luchador contra el cáncer, un guerreo valiente", confirmó la especialista.

El niño tenía 13 años y en septiembre de 2017 fue diagnosticado con cáncer. Al mes siguiente, su mamá -que trabajaba de empleada doméstica- decidió entrar al negocio del narcotráfico. Le dieron dos valijas con poco más de un kilo de cocaína para pasar a Argentina. Gendarmería la descubrió en Ledesma (Jujuy) y quedó detenida en Salta acusada del delito de transporte de sustancias.

Fernando, de 13 años, fue diagnosticado con un cáncer terminal. (Infobae)

Ella admitió su culpabilidad ante el juez Ernesto Hansen y explicó la situación de su hijo. Sin embargo, el magistrado pidió su procesamiento y ordenó su prisión preventiva.

Recientemente logró la autorización para salir de la cárcel temporalmente y viajar a Bolivia a acompañar la agonía de su hija. Ella y "El Chumita" pasaron los últimos días juntos hasta que ayer el pequeño murió.