La habilitaron para viajar por 30 días a Bolivia tras la autorización del Juez federal de Salta Ernesto Hansen.


Claudia, que estaba presa en Salta desde el 27 de octubre del año pasado, podrá viajar a su país para reencontrarse con su hijo Fernando, que se encuentra internado con un cáncer terminal en Santa Cruz de la Sierra.

“Atendiendo a estrictas y elementales razones de naturaleza humanitaria, en virtud del delicado estado de salud del hijo de la causante (…) corresponde de manera extraordinaria y excepcional autorizar a la nombrada a salir temporalmente del país y trasladarse a Santa Cruz de la Sierra (…) a los efectos de ver a su hijo y acompañarlo y asistirlo”, escribió el juez federal Ernesto Hansen en su resolución para habilitar a Claudia a salir del país.

Sin embargo, la mujer deberá certificar su estadía en la casa de Monteros o en el hospital donde está el chico cada 72 hs, y una vez terminado el plazo, deberá volver a el penal de Güemes, donde continuará imputada y en camino a juicio por pasar 2 valijas con poco más de un kilo de cocaína a nuestro país. Al momento de la detención Claudia se encontraba embarazada de su hija Sheila Jazmín, que nació en el penal.

Penal de Güemes, donde se encuentra detenida Claudia.

“Voy a estar con mi hijito y ayudarlo, y podrá conocer a su hermanita. Estoy feliz y agradecida con todos los que me ayudaron”, dijo Claudia a Infobae.

Fernando, de 13 años, ya está al tanto que su madre viajará en breve para reunirse con él, y según los médicos del hospital “no quería morirse sin ver a su mamá”.

Fernando en pleno tratamiento antes de la amputación. (Infobae)

La mujer se había visto obligada a servir de mula tras el diagnóstico de cáncer de Fernando. En Bolivia la salud pública no es gratuita, y para poder costear el tratamiento, se vio forzada a involucrarse con narcos.




Comentarios