Tras el asesinato a cuchilladas del policía Juan Pablo Roldán, de 33 años y padre de un niño de 4, en una de las zonas más exclusivas de Buenos Aires, se abrió nuevamente la polémica sobre el uso de las pistolas Taser por parte de las fuerzas de seguridad.

Impulsados por la popularidad del tema que acaparó todos los medios, dos diputados salteños, Omar Exeni e Ignacio Jarsún, presentaron un proyecto que plantea que la provincia compre pistolas Taser, para el uso preventivo de policías salteños en situaciones de nivel intermedio de uso de la fuerza.

Omar Exeni y Nacho Jarsún. (Instagram)

"La inseguridad nos preocupa todos los días a los salteños. Y ese es un problema que tenemos que enfrentar de una vez por todas. Por eso, con Nacho Jarsún dimos un primer paso: presentamos un Proyecto de Declaración para que se incorporen las pistolas TASER a las fuerzas de seguridad", aseguró Exeni.

El diputado luego aclaró que esta medida no soluciona el problema de fondo, “pero es un aporte enorme y un gran paso más para que los salteños vivamos más tranquilos”.

Pistolas Taser

Las pistolas Taser

Este tipo de pistolas tienen un alcance de entre 7 y 10 metros y, salvo circunstancias extraordinarias, no son letales. Una vez que se presiona el gatillo, la pistola despide una descarga eléctrica que mantiene inmovilizado al delincuente mientras el policía mantiene apretado el gatillo, entre uno y cinco segundos aproximadamente.

Voces en contra

​La fiscal penal Verónica Simesen de Bielke se refirió al proyecto y aseguró que hoy Salta no está preparada para el uso de este tipo de arma. "Como toda arma hay que estar preparado para empuñarla" dijo la fiscal en diálogo con FM Aries. Y agregó que "hay que primero capacitar, para recién poder utilizar".