Era entrerriano e iba camino a su trabajo cuando lo apuñalaron en Figueroa Alcorta y San Martín de Tours.


Juan Pablo Roldán, el policía federal asesinado a puñaladas este lunes en el barrio porteño de Palermo, tenía 33 años y era papá de un nene de cuatro. Asimismo, se egresó en la Escuela de Cadetes Comisario General Juan Ángel Pirker, donde había ingresado en 2006.

Durante su carrera, Roldán prestó servicio en diferentes comisarías y, en el momento de su asesinato, iba a su puesto en el Cuerpo de Policía Montada de la Policía Federal Argentina (PFA), donde era inspector desde el año pasado.

Un soldado con honor… vive con pasión, combate con valor y muere como un héroe”, escribió en la descripción de su cuenta de Instagram, en la que se muestra montando un caballo.

Juan Pablo Roldán.

En el momento en el que fue apuñalado, el efectivo de la Federal no estaba patrullando las calles, debido a que no era parte de sus tareas. Es que estaba en la zona de Figueroa Alcorta y San Martín de Tours, dirigiéndose a tomar servicio en el inicio de la semana.

Este policía nació en Entre Ríos, vivía en la Ciudad de Buenos Aires y era conocido por sus amigos como “Rolfi”.

El policías asesinado, Juan Pablo Roldán.

Tras la noticia de su muerto, el Ministerio de Seguridad emitió un mensaje a través de sus cuentas de las redes sociales e incluso la titular de la cartera, Sabina Frederic, le envió sus condolencias a la familia de Roldán.

El mensaje de Sabina Frederic para la familia del policía asesinado. (Twitter)




Comentarios