Tras la renuncia de funcionarios de diferentes áreas, el intendente del Orán, Pablo González, rearmará su nuevo gabinete en un municipio golpeado por la pandemia del coronavirus. Entre las novedades, la Secretaría de Salud sería absorbida por el Ejecutivo municipal.

En las últimas horas renunciaron a sus funciones Diego Astún, quien se desempeñaba como Secretario de Comunicación y Relaciones Institucionales, también el secretario de Gobierno, Esteban Acosta; la secretaria de Hacienda, Carolina Ceaglio, el titular del Departamento Legal y Técnico, Mariano Guzmán, y Facundo Mazerez, secretario de Infraestructura.

Según publica el portal InformateSalta, los funcionarios presentaron su renuncia al intendente para darle libertad de acción en las próximas medidas, y que la idea de González es conformar un equipo de trabajo fruto del consenso de diferentes sectores políticos con sugerencias de instituciones intermedias.

Por su parte, el periodista de Orán, Maximiliano Conegliano, explicó en una entrevista con FM Profesional que hay varios análisis políticos entorno a las renuncias masivas. "Algunos podrán decir que es una movida política, mientras otros aseguran que podría venir una intervención del municipio", manifestó. "Orán viene atravesando una situación muy complicada, algo que venimos diciendo desde siempre, con la pandemia y con esta realidad política", agregó.

Aunque todavía no hay confirmaciones suenan algunos nombres para ocupar los cargos ahora vacantes. La Secretaría de Gobierno quedaría en manos de Cristian Aimo. En Desarrollo Social continuaría Claudia Pomares, en Seguridad, el ex comisario Ramón Ayala y Carolina Ceaglio en Hacienda. Y todavía no se conoce el nombre de quién se hará cargo de la Gerencia de Tránsito.