Los productores están preocupados por los posibles daños a sus cultivos. Están en Orán, Pichanal y Embarcación.


Hasta hace unos días, una gran manga de langostas está en Rosario de la Frontera, trasladándose hacia Tucumán. Al encontrarse en el límite entre ambas provincias, sospechan que tiene intenciones de regresar.

Esto comunicó Gustavo Zagaglia, referente del Programa de Langostas y Tucuras de Senasa para las provincias de Salta y Jujuy, en diálogo con Profesional FM. La preocupación está en el norte de la provincia, con la manga fraccionada entre Embarcación, Orán y Pichanal.

El referente expresó que están en la etapa de mayor dificultad, porque se trata de insectos adultos que se asientan para comer únicamente, y vuelven a levantar vuelo, lo que complica su exterminación. Desde el Senasa los monitorean a través de camionetas y recibiendo mensajes de WhatsApp de los productores.

Por el momento, hubo daños mínimos en los cultivos, lo que podría significar que están buscando alimento en el monte. A pesar de esto, a los productores les preocupa que los cultivos queden exterminados como ocurrió en la década de los 60.

Las mangas reaparecieron en todo el mundo en el 2015, y podría ser por el cambio climático y calentamiento global, según científicos. Aunque en la Argentina solo existe una especie de langostas, en el resto del mundo hay entre 16 y 22; por el momento, las dos mangas activas están en Santiago del Estero y en Salta y Tucumán.




Comentarios