Para el sábado y domingo, se esperan máximas de 32ºC y presencia de zonda.


Se viene el fin de semana y el pronóstico es un tanto peculiar para esta época del año, pues a los pocos días de cumplirse 10 años de la última gran nevada en la capital y alrededores, se vienen unos días de calor agobiante y zonda.

Este viernes amaneció helado y con neblina matinal en algunos sectores del Valle de Lerma, por lo que se recomienda a los conductores transitar con precaución.

La temperatura actual es de 2ºC y el cielo se encuentra despejado, aunque brumoso en algunos lugares. Hacia la tarde, la temperatura se elevará hasta rondar los 24ºC, y continuará estando agradable el resto del día.

Pero el sábado, el pronóstico cambia radicalmente: si bien la temperatura mínima se sitúa en los 7ºC, la máxima podría alcanzar los agobiantes 32ºC, probablemente por la presencia de viento zonda, aunque se espera que el cielo esté nublado.

Para el domingo se esperan unas condiciones muy parecidas a las del sábado: viento zonda, cielo nublado y una temperatura máxima de 32ºC.




Comentarios