Ante la situación epidemiológica que enfrenta Salta y el mundo, finalmente se resolvió postergar la procesión del Señor y la Virgen del Milagro, el evento de la religión católica más importante de la provincia que cada año reúne a miles de feligreses.

La decisión del Arzobispado de Salta responde a la necesidad de evitar conglomerados de gente. Sin embargo, para que la celebración religiosa no pase desapercibida y los fieles puedan rezar a los Santos Patronos de Salta, habrá actividades virtuales.

La entronización de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro en la Catedral Basílica será el 15 de agosto, a las 17, sin la presencia de fieles. Se realizará una transmisión en vivo a través de la página de Facebook del Arzobispado de Salta.

Tampoco se autorizarán visitas de instituciones educativas ni habrá recepción de peregrinos. La idea es evitar el desplazamiento de personas. "Se mantendrá contacto con los delegados de las peregrinaciones para que puedan vivir el Milagro de una manera virtual", enfatizaron desde la Catedral. Quedaron suspendidos el Milagrito, el Milagro de la Infancia y el Milagro Juvenil.

Con respecto al rezo de la Novena y la celebración de Triduo será virtual pero con una salvedad que hace referencia al contexto epidemiológico que llegue a presentarse en septiembre. Existe la posibilidad que se permite el ingreso de una número reducido de fieles a la Catedral pero no es seguro. Todo dependerá de la pandemia.