La medida se dispuso a raíz de que la Administración Pública contará únicamente con el personal esencial que garantice su funcionamiento.


A partir del próximo miércoles, SAETA reducirá su flota de colectivos en la ciudad y sólo podrán utilizar el transporte público las personas que lo necesiten para ir y volver de trabajar, con el permiso de circulación correspondiente.

Esta disposición responde a las últimas medidas anunciadas por el gobernador Gustavo Sáenz que buscan evitar la mayor cantidad posible de contagios en la provincia. Hasta el 31 de julio se dispensa a los agentes de la Administración Pública Centralizada, Descentralizada, Organismos Autárquicos del Poder Ejecutivo y Sociedades del Estado de concurrir a los lugares de trabajo. Esto significa que las oficinas públicas contarán únicamente con el personal esencial que garantice su funcionamiento.

Se recuerda además que sólo pueden acceder al servicio las personas que concurran o regresen de sus lugares de trabajo y cuenten con su permiso de circulación, jubilados y pensionados los días en que deben cobrar sus haberes por ventanilla (según cronograma de Anses) o quienes deban recibir atención médica o realizar un trámite bancario para lo cual deberán presentar el turno correspondiente (virtual o impreso).




Comentarios