Los cuatros ocupantes del vehículo sanitario fueron trasladados el Hospital Papa Francisco.


El martes a la noche, policías que realizaban controles en la ruta límite entre la ciudad de General Güemes y Aguas Calientes (Jujuy) detectaron a una ambulancia particular que viajaba con cuatro pasajeros con COVID-19.

Se trata de un chofer, una médica, un enfermero y un camillero que fueron trasladados al Hospital Papa Francisco de la capital mientras que el vehículo fue desinfectado. Se supo que de los cuatro ocupantes, dos son pacientes recuperados de coronavirus, uno todavía no tiene el alta y sobre el último no tenía registro de testeo.

Cuando los efectivos detuvieron a la ambulancia en la ruta, el conductor dio respuestas confusas a sus preguntas. Su actitud despertó sospechas, además carecían de la documentación requerida.

Cuando la Policía se encontraba con este caso, llegó la ministra de Salud de la Provincia, Josefina Medrano, quien regresaba de Orán. Ella y su equipo de colaboradores participaron de los interrogatorios, hasta que pudieron determinar que pasajeros de la ambulancia, eran positivos a COVID-19.

Sobre el itinerario de la ambulancia, el comisario mayor Luis Daniel Ríos, explicó que la ambulancia viajó desde Buenos Aires a Salvador Mazza con un paciente oncológico terminal con destino Bolivia, donde cambió de vehículo. Fue interceptada cuando regresaba a su destino. 




Comentarios