El edil de Angastaco se vio superado por la demanda de los vecinos, y pide ayuda de otros vecinos, comerciantes o empresas para continuar con la obra.


Las secuelas a causa de la pandemia por coronavirus se sienten especialmente en los sectores más vulnerables de Salta, y en los Valles Calchaquíes un concejal encontró la forma de ayudar a sus vecinos a atravesar la situación. Su nombre es Javier Chauqui y donó gran parte de su dieta para darle la merienda a más de 60 personas humildes.

La economía de la comunidad vallista se encuentra atravesando una pésima situación, por lo que el concejal, con el apoyo de su familia, buscó la forma de ayudar a los más necesitados. Sin embargo, su gesto solidario se ve desbordado por la necesidad de familias afectadas por la cuarentena; por esta razón, necesita colaboración de comerciantes, vecinos o empresas para continuar con su obra.

Concejal donó de su dieta para sus vecinos de Angastaco (Radio Impacto)

Javier es albañil, y en diálogo con El Tribuno explicó que mantiene a su familia realizando “changas”. Angastaco tiene poco más de 2.000 habitantes en varios parajes de una amplia zona rural, con tres concejales. Empezó su ayuda el 15 de junio, pues aunque siempre es escaso el trabajo, la situación empeoró con la cuarentena.

“Soy una persona humilde y sincera, y esto lo hago de corazón, junto a mi señora y mi mamá que me ayudan”, explicó. Siendo la primera vez que ocupa la función de concejal, donó sus primeras dietas para alimentar a muchos de sus vecinos.




Comentarios