En una ciudad salteña, el grupo se congregó por las apuestas que se realizan en torno a esta actividad ilegal.


Si bien la situación de Salta frente a la pandemia del coronavirus la transforma en una especie de oasis en comparación con la realidad que viven otras provincias y ciudades del país, las autoridades locales apelan a la conciencia y responsabilidad de los ciudadanos para mantener el distanciamiento social recomendado.

Esto no pareció importar demasiado a cerca de 80 personas de Rosario de Lerma que, no contentos con incumplir con el distanciamiento social, se nuclearon alrededor de una actividad de por sí ilegal: la riña de gallos. Recordemos que la riña de gallos y las apuestas que involucra, están prohibidas en la provincia.

En horas del mediodía del domingo, pasadas las 13.30, una patrulla que recorría un barrio de Rosario de Lerma, detectó una juntada en la que participaban numerosas personas. Los efectivos inmediatamente denunciaron la situación y solicitaron refuerzos. En unos minutos llegaron al lugar una dotación de bomberos de la comisaría 14, y agentes del Sector 82 “B”.

Cuando comenzaron a llegar al lugar los refuerzos, alguien advirtió a los participantes, que comenzaron a huir en dirección al río Carabajal. Con esta fuga masiva, el panorama se despejó, y los uniformados encontraron varios gallos preparados para el combate y al menos tres cuadriláteros acondicionados para la pelea de los animales.

Según consigna El Tribuno, las fuerzas policiales informaron que el saldo del procedimiento fue de 37 personas demoradas y más de 20 gallos de riña secuestrados.




Comentarios