La entidad que ayuda a niñas y niños con cáncer atraviesa una difícil situación económica.


La fundación HOPe atraviesa una difícil situación a raíz de la pandemia por el coronavirus. Su fundadora y presidenta, Guadalupe Colque, contó que no recibieron ayuda financiera por parte de las autoridades municipales, y que el dinero no alcanza para sostener los programas de ayuda a niños con cáncer.

La Fundació HOPe se fundó con el objetivo de ayudar a niños en tratamiento oncológico de toda la provincia, y a su familia. Su sede se encuentra en la calle Alvear 1379, junto al Hospital Materno infantil. Allí le dan albergue a las madres y a los padres del interior que llegan a la provincia para tratar a sus hijos.

Guadalupe contó que en consonancia con las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus, dicieron suspender su tradicional maratón, que todos los años se realiza en agosto y que tiene como finalidad recaudar dinero para la Fundación.

Ante esta situación piden donaciones de ropa y alimentos, que pueden acercarse a la sede en la calle Alvear. “Otro tema que nos preocupa es la dificultar que tiene los padres del interior para costear los viajes hacia Salta Capital”, enfatizó Colque, quien además contó que solo recibieron $35.000, que no les alcanza para enfrentar los gastos. 




Comentarios