Piden un lugar donde vivir y esperan la respuesta del Gobierno. La Policía cercó el lugar.


En plena cuarentena por el coronavirus, alrededor de 130 familias ocuparon un predio colindante al barrio Parque La Vega, en la zona sur de la ciudad. Hay mujeres embarazadas y niños. 

Ellos mismos desmontaron el terreno y demarcaron sus espacios con palos. Algunos instalaron carpas, otros armaron sus precarias viviendas con maderas y plásticos. Pasaron la primer noche a la luz de sus fogatas. Según el diario La Gaceta, la Policía se acercó hasta el lugar en las últimas horas y se vivieron momento de tensión.

Paola Montero, una de las voceras del grupo familiar, explicó a FM Profesional que no pretenden que les den los terrenos de forma gratuita pero que necesitan un lugar donde vivir. Aseguró que se quedaron allí hasta que el Gobierno provincial les de una respuesta. 




Comentarios