Estudiantes que llegaron desde Córdoba filmaron a la Policía, que entró al albergue con armas.


La semana pasado llegaron nuevos repatriados a Salta en el marco del programa Volver a Casa, que el Gobierno de la provincia implementó en plena pandemia por el coronavirus. Esta vez fue un grupo de estudiantes que regresaron desde Córdoba y quedó alojado en un hotel ubicado en Buenos Aires 745.

Sus familiares denunciaron que lo jóvenes cumplen un aislamiento en condiciones desfavorables y que además el sábado pasado la Policía, con chaleco antibalas y armas, ingresaron al albergue a controlar lo que hacían. Sostienen que los trataron como delincuentes.

“El día que llegaron los tuvieron desde el mediodía hasta la noche sin darles ni siquiera una botella de agua. Están alojados en habitaciones compartidas que algunas no tienen ni siquiera ventilación. A mi hijo le dieron incluso un pollo casi crudo para comer”, contó la mamá de un joven.

Los propios jóvenes registraron con sus celulares el accionar policial dentro del hotel. En las filmaciones decían que los uniformados los mal trataron, que estaban varias personas en una habitación de “dos por dos” e incomunicados con el exterior, ya que no tenían acceso a internet.

A todo esto se le suma que los vecinos se enteraron de que el hotel funciona como centro de repatriados y comenzaron a denunciar. Una intolerancia y una falta de empatía que se evidenció también en otras situaciones, donde la propia gente quiere lejos a las personas que llegan a la provincia desde otras ciudades. 




Comentarios