Sostienen que no se les presentó un protocolo de cuidado ni se les dieron los elementos para trabajar durante el aislamiento por coronavirus.


En plena flexibilización de la cuarentena, hay sectores que todavía no han recibido contención para enfrentar la situación. Es así el caso de los trabajadores de los cementerios municipales De la Santa Cruz y San Antonio de Padua, quienes reclaman que la actual gestión de Tomás Calderoni, el director de Cementerios de la Ciudad, no elaboró un protocolo de cuidados ni les entregó los elementos necesarios para mantener la higiene durante el aislamiento social preventivo obligatorio.

Adolfo Díaz, el representante de los trabajadores de San Antonio de Padua, comentó en diálogo con Salta/12 que no tienen un protocolo ante la posibilidad de contagio del coronavirus. Agregó que en Nación realizaron un protocolo, pero la Municipalidad de Salta no lo sigue.

Afirmó que desde el inicio de la cuarentena continuaron con su trabajo, pero sin garantías de seguridad. Por tratarse de un servicio esencial, durante la primera semana iban cuatro operarios y dos administrativos, pero luego “el director nos pidió que firmemos una nota diciendo que nosotros íbamos voluntariamente a trabajar”.

Trabajadores de los cementerios exigen mejores condiciones de trabajo (Página 12)

Explicó que algunos rechazaron esta acción por dejarles toda la responsabilidad a ellos, y no a la institución. Además, los trabajadores sostienen que el director amenazó con contratar a cooperativas de trabajo si no cumplían con la norma. Exigieron que se descarten las notas y que no recurran a cooperativas, pues los empleados quieren trabajar, “simplemente queremos condiciones dignas y seguridad de higiene”.

Víctor Chuquisaca, el secretario gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado de Salta, reclamó que las irregularidades en las que trabajan los cementerios municipales son constantes, pero que siendo un servicio esencial deberían tener condiciones dignas. “Vemos videos y fotos donde se nota que es insalubre trabajar ahí y que no son cuidados”, agregó, comentando que los dos cementerios cuentan con unos 120 empleados.

Díaz comentó también que en el día de ayer, en la asamblea informativa que tuvieron los trabajadores en las puertas del Cementerio Municipal de la Santa Cruz, intentaron conversar de este tema con Calderoni, pero que no llegaron a un acuerdo. “Hay un mal entendido sobre nosotros. Él dice que no queremos trabajar, sin embargo, venimos trabajando. La forma de trabajo de Calderoni da la impresión de que no sabe dónde está parado”, criticó.

También reclamó que sólo se les dio elementos de higiene y cuidado (guantes, barbijos, mamelucos) al inicio de la cuarentena, y les faltan botas, ropa de grafa, y reposiciones de jabón y alcohol en gel.

Trabajadores de los cementerios exigen mejores condiciones de trabajo (Página 12)

Por otra parte, en San Antonio de Padua hace dos semanas que no tiene agua, y en el petitorio que presentaron exigieron que los trabajadores cuenten con la vacunación antitetánica, antigripal y para prevenir el neumococo. Este pedido se viene realizando desde principios del año.

Contaron también que este año se les eliminó la posibilidad de trabajar horas extraordinarias, con las cuales conseguían 18 horas semanales que se compensaban después con el pago de $ 800; este ingreso extra era de gran utilidad a los trabajadores.

Finalmente, desde hace cinco años reclaman el pago del ítem que reconoce su actividad como de riesgo ante enfermedades infecto contagiosas, un pago que establece el incremento del 50% sobre el básico. Díaz expresó que la gestión de Calderoni y Aroldo Tonini, el secretario de Servicios Públicos y Ambiente, prometieron que este incremento estaría a principios de mayo, pero no lo percibieron.

Por ahora, los funcionarios no dieron respuesta, y los trabajadores presentarán en el día de hoy una nueva asamblea para repasar los ítems solicitados.

Trabajadores de los cementerios exigen mejores condiciones de trabajo (Página 12)




Comentarios