En los talleres del hospital confeccionan insumos de protección para los médicos.


La semana pasada, el Ministerio de Salud de la provincia emitió un memorandum donde expresaba que los únicos insumos habilitados para atender a pacientes con síntomas de coronavirus son los autorizados por la ANMAT. El comunicado generó malestar en el equipo médico del Hospital del Milagro, quienes manifestaron que no cuentan con los elementos necesarios para realizar su trabajo.

Por otro lado, desde el Materno Infantil aseguraron que los equipos de protección elaborados en los talleres de ese hospital son seguros. “Demostramos que son de mucha mejor categoría y mejor preparados que los que facilita el Ministerio (de Salud Pública), que son certificados por la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica)”, expresó el gerente del hospital, Federico Mangione.

Mangione contó que para la elaboración de los equipos se tomaron los modelos del Ejército y que desde La Plata, Neuquén y Rosario se los pidieron para imitarlos. Además, el HPMI proveyó EPP a varios hospitales de la provincia, como el Dr. Arturo Oñativia, el San Bernardo, el Dr. Miguel Ragone y el de Cachi, y a los centros de salud del área operativa norte.

En el Materno Infantil se confeccionan equipos que brindan distintos niveles de protección. Los de nivel  son un camisolín delgado que lleva un par de guantes, un barbijo y una cofia. Se destinan para la atención de pacientes que no tienen mucho riesgo.

Los de nivel 2 son para el personal que atiende COVID-19, que incluye camisolines largos, botas y barbijos hidrorrepelentes, cofia y protector facial. Los de nivel 3 son aquellos que usa el personal que asiste a pacientes con COVID-19 que están en estado grave, en terapia intensiva o en quirófano. Estos incluyen mamelucos blancos, con antiparras, barbijo N95 y botas de goma y son reutilizables porque se pueden lavar.




Comentarios