Hay una circulación reducida de automóviles. El centro está vacío. Hay filas en los cajeros.


Un día histórico para los argentinos luego de que el presidente Alberto Fernández decretara el aislamiento toral y obligatorio en todo el país para evitar la propagación del coronavirus.

La medida comenzó a regir desde la medianoche de este viernes y se extenderá hasta el 31 de marzo. Están exceptuados trabajadores del sistema de salud, también los comercios de venta de mercaderías, farmacias, estaciones de servicios y medios de comunicación.

Salta amaneció calma y silenciosa. El centro de la ciudad, que permanece vallado desde mediados de esta semana, está vacío. En el transcurso de la mañana comenzó una circulación reducida de autos en las avenidas principales, también se ven algunos ciclistas y gente circulando a pie por las platabandas. Todavía el nivel de acatamiento de los salteños es imparcial. La mayoría salió a hacer compras para abastecerse.

Por otro lado, los bancos están cerrados al publico aunque se ve personal trabajando a puertas cerradas. Los cajeros automáticos están abiertos, las farmacias, panaderías y carnicerías también. Todos reforzaron las medidas sanitarias. Los empleados atienen con barbijos y piden a los clientes que se coloquen a un metro de distancia. 


En esta nota:

Salud Salta Coronavirus


Comentarios