Cristian Ramón Balcarce era el único imputado por el femicidio. Recibió la pena máxima.


Cristian Ramón Balcarce fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su pareja, Mariela López. El hombre había asumido el crimen pero su estrategia de defensa fue decir que la víctima era una mujer violenta.

En el mismo fallo, se dispuso la extracción de material genético del imputado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

Mariela López desapareció en marzo de 2018. Fue su propia pareja, Balcarce, quien denunció que la mujer había salido de su casa con intenciones de viajar a Jujuy y no regresó. Luego comenzó a dar testimonios confusos, contradictorios y sospechosos. Finalmente el cuerpo asesinado de Mariela apareció en abril en el pueblo salteño de Lumbreras.

Las pruebas complicaron la situación penal de Balcarce, quien quedó detenido. En la primera jornada del juicio que comenzó el lunes 9 de marzo, el imputado declaró y asumió el femicidio pero su estrategia fue decir que tenían una relación conflictiva y que ella era una mujer violenta.

Su abogado lo defendió diciendo que no había sido un crimen planificado y que Balcarce actuó preso de la de emoción. Los argumentos no valieron para minimizar el hecho y el Tribunal resolvió que el imputado reciba la condena máxima. 




Comentarios