Llevó a su hija para ser atendida de urgencia, pero se alteró y empezó a autolesionarse.


Durante la jornada del sábado pasado se vivió un clima de terror en el Hospital Materno Infantil: un hombre sacó un cuchillo y amenazó a los médicos para que atendieran a su hija accidentada.

La niña tuvo un accidente alrededor de las 18, con un traumatismo, pero los padres la llevaron al hospital recién a la medianoche. Se los atendió, y el padre en gran estado de alteración sacó un cuchillo, y empezó a autolesionarse y a amenazar a otras personas. Federico Mangione, el gerente del Materno Infantil, explicó que sospechaban alcoholismo y drogadicción.

Siendo que estos casos son cada vez más frecuentes, Mangione señaló que se reunirá con el ministro de Seguridad para buscar la manera de solucionar esta problemática. La seguridad privada no puede intervenir pues temen por lesiones más leves, pero el personal queda en una gran exposición al peligro.

El gerente del hospital aclaró también que la niña fue atendida de urgencia, estando con desvanecimiento en código rojo. Su atención fue automática, por lo que no se explican por qué se alteró el hombre de tal manera.




Comentarios