La víctima ingresó al agua para refrescarse y no logró salir. Su cuerpo estaba a tres metros de profundidad.


Un joven de 22 años se metió en la laguna de Brealito y no salió. Un llamado telefónico al Sistema de Emergencias 911 alertó la situación y efectivos de la División Lacustre y Fluvial de la policía se desplazaron hasta el lugar para rescatarlo. Lamentablemente lo encontraron muerto.

El accidente fue el martes pasado alrededor de las 20. La policía realizó un amplio rastrillaje en la laguna, ubicada cerca de la localidad salteña de Seclantás, para encontrar al joven. El cuerpo se encontraba a cinco metros de la costa y a casi tres metros de profundidad.

Se supo que la víctima había concurrido al lugar a pasar el día en compañía de familiares. A la tarde noche decidió bañarse en la laguna para refrescarse y no logró salir. Su familia llamó a la policía. En el caso tomó intervención la Unidad de Graves Atentados contra las Personas N° 3.




Comentarios