En calle Ituzaingó, entre Alvarado y Urquiza, el conductor embistió a la víctima que resultó lesionado y falleció días después.


El 12 de octubre de 2018, Alejandro González Bonorino caminaba por la vereda oeste de la calle Ituzaingó al 100, entre Alvarado y Urquiza, cuando en determinado momento bajó de la vereda para sobrepasar a otro peatón que caminaba delante de él y fue embestido por un colectivo de Saeta, conducido por Carlos Dante Armella, que circulaba a una velocidad superior a la permitida.

González Bonorino cayó de espaldas en la vereda, allí fue auxiliado y trasladado al hospital San Bernardo, donde fue intervenido quirúrgicamente dos veces, pero falleció 6 días después.

El fiscal consideró para la acusación contra Armella, que se acreditó en forma fehaciente que el conductor, en una conducta imprudente, no tuvo el dominio efectivo del vehículo de gran porte que conducía, teniendo en cuenta los riesgos propios de circulación de una arteria de alta densidad peatonal y vehicular, por lo cual debió extremar precauciones en atención a su experiencia de conductor profesional.

El trabajo investigativo contó con el valioso aporte de las cámaras de seguridad de un comercio de electrodomésticos que funciona en la cuadra, donde se puede apreciar lo sucedido aquel día.




Comentarios