Si bien la mugre se redujo en comparación al año pasado, sigue impresionando la cantidad de basura que los salteños tiran a la calle.


El domingo se vivió la mayor fiesta del pueblo salteño, que es la Procesión del Señor y la Virgen del Milagro, pero luego de esta emotiva expresión de fe del pueblo de Salta, quedó en evidencia la suciedad del pueblo salteño. Y es que se recogieron 20 toneladas de basura que fue arrojada a las calles durante la festividad religiosa.

Las cuadrillas y operarios llevaron a cabo la limpieza total de plaza 9 de julio, peatonales, parque 20 de febrero y parque San Martín, plaza Belgrano, monumento al Gral. Güemes, plaza Güemes y plaza de la Democracia, retirándose principalmente botellas de plásticos y envoltorios de alimentos.

Sin embargo hay un dato esperanzador, y es que el año pasado para estas mismas fechas se juntaron 40 toneladas de residuos, lo que significa que este año se tiró un 50% menos de basura. Solo queda esperar que el pueblo salteño tome consciencia de la importancia de la limpieza, y que el año que viene la cifra sea aún más baja.




Comentarios