Desde la defensa temen que haya represalias contra el joven en la Alcaidía de Salta, donde se encuentra detenido.


Luego de que Mario Teruel recibiera una supuesta amenaza sobre la seguridad de su hijo, Lautaro Teruel, quien se encuentra detenido en la Alcaidía de Salta, por abuso sexual en perjuicio de una menor, la defensa del acusado solicitó la prisión domiciliaria.

Desde la defensa, argumentan que la integridad física del imputado se encuentra en riesgo, lo cual no es poco común para los acusados de crímenes contra la integridad sexual, o “violines” como les dicen en la jerga.

Por otro lado, el abogado de la víctima, Santiago Pedroza, se opuso fervientemente, ya que el arresto domiciliario podría obstaculizar la investigación y existe riesgo de fuga.

El letrado explicó que el pedido de la defensa de Lautaro Teruel, se basa en que “lo deñamos desde la defensa, que la prensa ya lo condenó en culpable, como si fuera él la víctima y no la nena en cuestión”.

Pedroza dijo, por otro lado, que falta declarar la madre de la menor, y que seguramente amplíen la imputación por abusos sexuales reiterados agravados por el resultado, delito que tiene como máxima condena 35 años.




Comentarios