Continúa el juicio contra Mario Federico Condorí por el asesinato de la joven en abril de 2011.


En una nueva jornada del juicio contra Mario Federico Condorí por el asesinato de Cintia Fernández, ocurrido en abril de 2011, diferentes testigos, entre profesionales y oficiales, desfilaron manifestando sus diferentes testimonios.

Mario Federico Condorí, acusado de asesinar a Cintia Fernández. (El Tribuno)

Destacó el de Juan José Albornóz, médico de la Policía de Salta. El profesional desarrolló sobre un informe elaborado por una junta médica que intervino en la causa, y que contradice algunas conclusiones de la médica del Poder Judicial que realizó la autopsia en el cuerpo de la víctima.

Para el médico, las lesiones que presentaba el cuerpo son consistentes con violencia, mientras que la profesional que realizó la autopsia destacó que las uñas de la víctima estaban intactas y prolijas, lo que era un indicio de que la víctima no se habría defendido.

Cintia Fernández fue asesinada en abril de 2011 (Web)

Albornóz también destacó que la víctima presentaba 2,1 gramos de alcohol en sangre, lo cual habla de un estado de embriaguez alto, que generalmente tiene como síntomas la pérdida de control motriz, el aletargamiento y dificultad para levantarse entre otras.

Descartó por tanto la teoría de hipoxifilia, dado que para él, la falta de coordinación motriz habría impedido que le víctima se colocase la bolsa sobre la cabeza y se encintase con tanta precisión.




Comentarios