Un psicólogo británico explicó por qué el tercer lunes de enero es el día más deprimente del año. 


Que los lunes cuestan el doble es una verdad indiscutible. Comenzar la semana después de dos días de descanso se hace difícil. Nuestro querido amigo felino Garfield lo sabía y nos lo enseñó desde pequeños. Quizás por eso surgió la llamada “angustia de domingo” que aqueja a todo aquel que considera que el fin de semana es demasiado corto. Para peor, en 2005 un psicólogo británico reveló que el tercer lunes de enero es el más deprimente de todos.

“Blue Monday”: ¿Por qué es el día más triste del año?

El especialista en psicología, Cliff Arnall, llegó a la conclusión de que este lunes es todavía más deprimente que el resto y lo llamó “Blue Monday”.

A partir de una detallada fórmula matemática, el especialista descubrió que existen factores que favorecen este fenómeno, como pueden ser el fin de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, las deudas acumuladas por las fiestas, la motivación de principio de año que se fue apagando y el clima -esto afecta en el hemisferio norte, donde es pleno invierno-.

La fórmula 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA, de la cual surge este resultado, indica que “C” es el factor climático; “D” las deudas adquiridas durante las fiestas; “d” el dinero que se cobrará a finales de enero; “T” es el tiempo transcurrido desde la Navidad; “I” hace referencia al período desde el último intento fallido de dejar un mal hábito como puede ser dejar de fumar, o comenzar un nuevo desafío; “M” las motivaciones que quedan; y por último; “NA” es la necesidad de actuar para cambiar la vida.

“Factores depresivos estacionales se unen a este día, y preocupaciones adicionales. Trump y el Brexit causan incertidumbre e incrementa los temores de la gente”, explicó el especialista al diario británico The Telegraph, haciendo referencia a factores que, en este caso, son específicos a países como Estados Unidos o Reino Unido, pero que pueden trasladarse a otras naciones, que tienen sus propias preocupaciones políticas, sociales y económicas.

Lo cierto es que los lunes impactan en las personas más de lo que nos imaginamos. Según la Office for National Statistics (ONS), el 16 por ciento de los suicidios masculinos, y el 17 por ciento de los suicidios femeninos ocurren un lunes, en comparación con el 13 por ciento en un fin de semana.

Entre los síntomas más frecuentes del “Blue Monday” se destacan la ansiedad, la irritabilidad; la falta de energía, así como la falta de concentración y apetito.

El “Blue Monday” se originó en 2005, y desde entonces varió entre el tercer o cuarto lunes de enero. Ahora, desde las redes sociales buscan revertir esta fecha con frases motivadoras bajo el hashtag #stopmonday.

Lejos de todo pronóstico, para los argentinos el lunes más triste del año comenzó de buena manera, con un impactante eclipse lunar que dio lugar a la “Superluna de sangre”. Este fenómeno llevó a que muchas personas se juntaran en sus terrazas para compartir las bellezas de la naturaleza.

Como bien debe saber Arnall, juntarse con seres queridos genera endorfinas y nos ayuda a sobrellevar este día tan depresivo. Lo mismo que hacer deporte, comer chocolate, comprar algo que te gusta, hacer un viaje o descansar adecuadamente

¿Vos, qué recomendás para hacerle frente al “Blue Monday”?





Comentarios