La panelista vivió un momento angustiante este lunes en el programa.


La panelista de Intrusos Marcela Tauro vivió un angustiante momento al aire del programa, se largó a llorar y abandonó el estudio.

El origen del problema fue una nota con Brenda Gandini. “Soy yo la que pone el cuerpo y quiero tener vida”, dijo al micrófono la esposa de Gonzalo Heredia para explicar por qué no quería volver a ser mamá.

La declaración generó un debate en el piso. “Está bueno que lo digan porque está muy idealizado el marketing de la maternidad. Decir me dedico a mis hijos está bárbaro, pero la verdad que es un quilombo tener hijos. Dedicate a vos”, opinó Angie Balbiani.

Está bueno que lo digas, pero suena feo“, interrumpió Marcela Tauro. “Siendo madre vos me entendés, Marce. ¿O no?”, insistió Balbiani. Pero Tauro fue tajante: “Pienso que mi hijo me está viendo y la frase queda. Por eso no está bueno“.

“Pero también hay muchas madres que no pueden tener hijos, y el mensaje no está bueno. Hay que dejar claro que tenés vida con hijos. Acá todos fuimos madres y trabajamos igual. En todo caso la vida te cambia para mejor”, insitió Tauro.

Y agregó: “Estar en neonatología 45 días no se lo deseo a nadie. No dormís, como le pasa a muchas madres. Después de eso… me pongo más sensible con determinadas cosas”, agregó.

Balbiani le preguntó: “¿Pero después de eso que viviste, no tendrías otro hijo?”. “No puedo”, le respondió Tauro con crudeza. Y pidió cambiar de tema. Acto seguido, dejó el estudio.

Luego, Moria Casán se encargó de dar las explicaciones pertinentes: “Quiero decir que estamos medio raro porque Marcela se fue llorando. Este tema no le hizo bien y prefirió retirarse. El tema de la maternidad es sensible para ella“.





Comentarios