El mate es el histórico compañero de los argentinos: desde hace siglos se instauró esta tradición y generalmente se asocia a un momento placentero, ya sea junto a seres queridos, solo o en la oficina.

A partir de la pandemia por coronavirus, tuvimos que cambiar algunas costumbres, y quizás una de las más arraigadas se vio afectada: la posibilidad de compartir el mate.

Por la campaña "Cada uno con su mate, nos cuidamos entre todos" que realizó el Instituto Nacional de la Yerba Mate, creció mucho el consumo de la yerba. Además, los niños pasaron mucho más tiempo en casa y se volcaron también a esta infusión.

(Foto: EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

¿Por qué tomamos mate?

Un estudio realizado por el Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco) explicó que existe un motivo científico por el cuál se asocia el hecho de tomar mate con un momento de placer.

"El motivo de esto yace en que tomar mate a la mañana aumenta la liberación de un neurotransmisor llamado dopamina, que estimula los centros de recompensa cerebrales generando una sensación de placer y sentimientos positivos", afirma la doctora Teresa Torralva, directora del Departamento de Neuropsicología de INECO, en un estudio realizado para CBSé.

Mate (Foto: CBSé/MEK Comunicación)

La yerba tiene grandes valores vitamínicos, los que permiten un mejor funcionamiento del cerebro y grandes efectos benéficos para el bienestar integral de una persona. En este sentido, Torralva añade que "el mate está asociado con el aumento de la serotonina en el cerebro, lo que se traduce en un equilibrio hormonal y se convierte, entonces, en un aliado natural contra el decaimiento anímico generando un aumento en los niveles de sensación de "felicidad'".

Además, Sol Orquera, CEO de CBSé, agregó que "INECO aporta la explicación científica a lo que sin saber nos pasa cuando disfrutamos de un mate. Sin dudas los componentes de la yerba mate mejoran nuestro bienestar, pero el acto de tomar mate en sí nos conecta con lo positivo, con momentos que nos generan felicidad, nos acompaña y es por eso que en estos tiempos se convirtió en indispensable, es el gran compañero de cada argentino".