Los hijos de Lady Di esconden secretos que determinaron su alejamiento.


Los cuentos de príncipes no siempre son con finales felices y eso queda demostrado con la historia de Harry y William, los hijos de Lady Di, que hoy están enfrentados por escándalos, adicciones y traiciones.

Hubo dos acontecimientos protagonizzados por el príncipe Harry que generaron una ruptura casi irreparable con su hermano William. Si bien se cree que el matrimonio del menor con la actriz Meghan Markle originaron su desvinculación de la realeza, un historiador real afirma en su libro que todo provino de una larga historia anterior.

Harry y Meghan.
REUTERS/Simon Dawson/Pool/File Photo

Según “Battle of brothers” (Batalla de hermanos), el flamante libro escrito por Robert Lacey, William y Harry eran muy unidos en su infancia y más aún después de la muerte de su madre, la princesa Diana de Gales.

El historiador sostiene que los hermanos vivieron una vida de excesos que siempre tuvieron muy al alcance de la mano. Harry se unió al grupo de amigos de William, que eran dos años más grandes que él, y conoció el mundo nocturno cuando todavía no llegaba a los 15 años de edad.

Los príncipes Harry y William vivieron una vida de excesos desde muy jóvenes.

Cuando William se marchó a Belice para tener un año sabático antes de empezar sus estudios universitarios, la vida del príncipe Harry comenzó a descarrilarse todavía más.

Según Lacey, el joven había sido acompañado por el ex escudero del Príncipe de Gales a una visita secreta a un centro de rehabilitación antes de que su padre, Carlos, advirtiera de los problemas de adicción que estaba teniendo su hijo menor. Finalmente, dos años después, los medios hicieron eco de esta noticia y el menor de los hermanos quedó definido como el incorrecto mientras que William pasó a ser considerado el “perfecto” entre los dos. 

Otro suceso que marcó la identidad de cada uno de los hermanos tuvo lugar en 2005, cuando ambos acudieron a una fiesta de disfraces. Mientras que William eligió el disfraz de un león, Harry optó por un traje color beige pero con una esvástica en el brazo. Desde allí, la imagen de William se elevó más a la vez que la de su hermano iba siendo destrozada.

El polémico disfraz para una fiesta que eligió el Príncipe Harry.

Toda telenovela decente requiere un héroe brillante y un chivo expiatorio cómico y esos eran los roles opuestos que la cultura popular había llegado a asignar a William y Harry“, afirma Lacey.

Harry nunca encontró su lugar dentro de la realeza ya que, desde su nacimiento, era sabido que el futuro rey iba a ser su hermano William. Al contraer matrimonio con Meghan Markle, parece que todo se ajustó para que, finalmente, el joven decidiera abandonar la realeza y dedicarse a una vida un tanto más normal y corriente.


En esta nota:

Mega Show



Comentarios